Acerca de mí...

Mi foto
Pegalajar, Jaén, Spain
Gracias por venir a recorrer estos senderos literarios que han brotado de una fontana silenciosa, sedienta de emoción y de calma. Gracias por leer estos poemas, por beber su aliento, por respirar su aroma, por destilar su esencia, por libar su néctar. Sabed que han brotado de un corazón anhelante que sueña con ser luz y ternura, primavera y sueño, calidez y verso. Mientras lo consigo sigo escribiendo, soñando, amando, enseñando, viviendo y cantando a la vida y al amor, al mar y a la tierra, a la tristeza y al llanto, al suspiro de la brisa y al deseo de los espejos, a la melancolía y a la nostalgia. La vida es como un poema que, en unas ocasiones, nos abre las puertas de paraísos ignotos, de hermosas praderas cuajadas de florecillas silvestres, de exóticos jardines, de luminosas estancias donde germinan los sueños y donde se gesta el amor, pero en otras nos aboca al temblor de los fracasos, al dolor de las heridas, al vacío de las ausencias, al llanto de las tormentas, al furor de las ventiscas, al horror de las contiendas y a la tupida oscuridad de una noche sin luceros. Espero que seas feliz mientras bebes agua de los manantiales de la poesía, de las fontanas del verso.

miércoles, 1 de abril de 2020

SALUDAR AL MES DE ABRIL DE 2020


Hoy, el 1º de abril, saludamos al cuarto mes de año 2020. En Pegalajar esta mañana ha llovido, si bien, suavemente, paro ha caído algún agua. Los campos y los jardines están floreciendo porque ya es primavera, una primavera atípica que nos encierra en casa para evitar el contagio de este maldito COVID-19, que está masacrando al mundo en este año  2020. Abril, destierra ya de una vez este maldito virus de la faz de nuestro planeta Tierra, para que podamos vivir y relacionarnos con nuestras familias y amistades y podamos darles a nuestros difuntos el acompañamiento, el amor y los servicios fúnebres que ellos se merecen.


martes, 31 de marzo de 2020

DESPEDIR A MARZO DE 2020


                                   

Hoy, 31 de marzo, despedimos al tercer mes del año. A pesar de que ya es primavera, está siendo una jornada fría, ventosa, con nubes negras en el cielo, con ratos de sol, entre nubes,  en fin un día un poco loco que sigue la huella de su predecesor: febrero. Un día que no parece de primavera. Lo bueno que tenemos es que anoche llovió un poco en Pegalajar. No sé los litros que cayeron, pero era un agua suave que caía con sosiego. Así es que no debieron de ser muchos, pero el agua regó los campos. Adiós, marzo, pico del COVID-19. Entierra esta enfermedad en la tumbas de tu tiempo.

domingo, 29 de marzo de 2020

LA SOLEDAD DE MI PUEBLO



Me admira la soledad
en la que vive mi pueblo
Sus calles solas, sin gente.
Sus parques solos, sin niños.
Parece un pueblo fantasma
recluido en su vivienda,
para no contaminarse
de esta maldita pandemia.

viernes, 27 de marzo de 2020

OTRA LECTORA DE TIEMPO DE VIVIR POSA CON MI NOVELA



Aquí está Mª Belén con mi novela TIEMPO DE VIVIR. Ella es una buena lectora con la que me relacioné cuando estuve en el hospital con mi madre. Me dijo que a ella le gustaba mucho leer y siempre que tenía un ratito libre lo dedicaba a la lectura de ficción, a la lectura de una buena novela que le hiciera vivir otras vidas distintas a la suya y si estas narraciones hacían alguna incursión en la historia, mejor, porque le ayudaba a conocer nuestro pasado de una forma lúdica. 

miércoles, 25 de marzo de 2020

25 DE MARZO. DÍA DE LA ENCARNACIÓN



 Hoy es el día de la Encarnación del Hijo de Dios y el día de mi santo. Se conmemora el día que el Niño Jesús se encarnó en las entrañas de la Virgen María. En Pegalajar se celebra esta festividad con una misa dedicada a la Virgen en el Arco de la Encarnación y la posterior procesión de la talla de la Anunciación por el pueblo. Desgraciadamente, este año, por el problema del COVID -19, no se ha podido realizar ese propósito. ¡FELICIDADES A TODAS LAS ENCARNACIONES, con todos sus modalidades. Pasadlo bien aunque estemos recluidos en nuestras viviendas.


domingo, 22 de marzo de 2020

MIRAR AL CIELO


Cuando se pase este tiempo de pesadillas y fobias,
de reclusiones y encierros, de contagios y de muertes,
si nos libramos del virus, podremos cantar victoria,
todos juntos, de la mano, para saludar al día,
al sol, a los gorriones, a las nubes y a la brisa,
para abrazar al hermano, a los hijos y a los nietos.

jueves, 19 de marzo de 2020

QUÉ SOLO EL AIRE SIN RISAS




Qué solo el parque sin niños.
Qué solo el cielo sin luna.
Qué solo el aire sin risas.
Qué solo el corazón con la pena.