Acerca de mí...

Mi foto
Pegalajar, Jaén, Spain
Gracias por venir a recorrer estos senderos literarios que han brotado de una fontana silenciosa, sedienta de emoción y de calma. Gracias por leer estos poemas, por beber su aliento, por respirar su aroma, por destilar su esencia, por libar su néctar. Sabed que han brotado de un corazón anhelante que sueña con ser luz y ternura, primavera y sueño, calidez y verso. Mientras lo consigo sigo escribiendo, soñando, amando, enseñando, viviendo y cantando a la vida y al amor, al mar y a la tierra, a la tristeza y al llanto, al suspiro de la brisa y al deseo de los espejos, a la melancolía y a la nostalgia. La vida es como un poema que, en unas ocasiones, nos abre las puertas de paraísos ignotos, de hermosas praderas cuajadas de florecillas silvestres, de exóticos jardines, de luminosas estancias donde germinan los sueños y donde se gesta el amor, pero en otras nos aboca al temblor de los fracasos, al dolor de las heridas, al vacío de las ausencias, al llanto de las tormentas, al furor de las ventiscas, al horror de las contiendas y a la tupida oscuridad de una noche sin luceros. Espero que seas feliz mientras bebes agua de los manantiales de la poesía, de las fontanas del verso.

viernes, 17 de abril de 2015

RESEÑA DE LA NOVELA "MÁS ALLÁ DE LA MIRADA"


 Esta novela del escritor jiennense, Luis Miguel Sánchez Tostado, cuenta la historia de un investigador que indaga un caso muy enrevesado, sucedido algunos años atrás. Para ello contacta con un abogado que reside en Madrid y que posee conocimientos sobre aquella tragedia, la cual sucedió en Castillo de Locubín. El investigador visita a don Virgilio, el abogado, que se muestra receloso, pero después de varios encuentros, entre ellos surge una gran amistad y acaba contándoselo todo.

El guarda del cortijo Pedernales y cerca de esta finca, encuentra un cadáver muy desfigurado y con la cabeza aplastada. Se habían ensañado con la víctima con gran ferocidad y encarnizamiento. Cuando logran desvelar la identidad de la víctima comprueban que se trata de Antonio Anguita,  el padre del cura de Castillo de Locubín que había desaparecido algunos meses antes. Un telegrama, que recibió la familia del finado,  informaba que había muerto en Málaga.

La trama del libro versa sobre el descubrimiento del móvil del crimen y del encuentro de los asesinos al que ayuda la mujer del juez que llevaba el caso, la cual lee en la mirada. Esta peculiaridad es la que da título al libro.

 Los hechos que se desvelan en este libro, que podríamos encuadrar dentro de la novela negra, causan un gran impacto en el lector, que se engancha con los primeros capítulos a esta historia, en la que se encuentran los más bajos instintos del ser humano, como asesinato, incesto, enmascaramiento de la verdad, cinismo, maltrato de género a la inversa, odios sin límites, hipocresía, fingimiento y  falsedad por doquier.

La división entre buenos y malos, oculta y difusa al principio, se va desvelando a través de las páginas del libro. Este presenta una atmósfera tensa de disimulo y engaño, de suspense e intriga que encantará al lector. El desarrollo de la acción es ameno e interesante. La novela posee un lenguaje culto y selecto, propio de alguien que domina la lengua como es el auto de la misma, que es conciso y concreto en la palabra. Exhibe unas magníficas descripciones y una adjetivación precisa y bella. La temática es muy amplia. El autor nos ofrece notas de los políticos del momento y de la historia de nuestro país, las cuales le dan un gran valor e interés a la novela.

Ya solo me queda felicitar a Luis Miguel y decir que la lectura de este libro me ha encantado y ha merecido mi atención. También quiero recomendarla a quienes amen la literatura y los libros de intriga.

 
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario